Blog

NOVICIADO PARA TERESA: FRUTO DE LA ADORACIÓN PERPETUA

Nos lo cuenta quien fuera el párroco de la parroquia Beata Mogas de Tres Olivos, Madrid, Don Jorge González Guadalix. Esa parroquia es una de las cuatro de la Ciudad de Madrid con Adoración Perpetua. El artículo transcrito apareció en InfoCatólica, en el blog De profesión cura, el 11 de julio de este año, 2018. Aquí sigue:

Menudo peligro Teresita. Pasota de las cosas de Dios. De esas que “ya sabes que a mí no me van esos rollos, que todo es parafernalia y aparentar, yo paso”, y “en cuando tenga un año más (tenía 17) me voy de casa”. Teresa tiene unos padres católicos de esos con una fe a prueba de hijas rebeldes. Colegio católico… y a rezar, porque ya otra cosa no se sentían capaces de hacer.

Ese verano, aún con diecisiete años, la mandaron obligada a un campamento con monjas con el cuento que era un campamento de inglés. Viaje rezongando de todo. A la vuelta, después de dejarla, los padres se dijeron: nos vamos a la capilla de adoración de la Beata Mogas, a Tres Olivos. Allí le dijeron al Señor: es tuya, tú sabrás.

Sé que los padres se fueron de vacaciones a un lugar de la costa. Me cuentan que, buscando allí una parroquia, el GPS se confundió y los llevó a otra… curiosamente con adoración perpetua. Pues qué suerte y a rezar por Teresa.

Cinco días después llama la hija. La madre convencida de que se había escapado del campamento. Pero Teresa era otra. “Mamá… quería pedirte algo”. Dime… “Después del campamento ¿podría marchar un mes con las monjas?”

Se fue un mes y regresó con el compromiso de dar un año de su vida al proyecto del “Hogar de la Madre”. Pero sus padres le pidieron esperar hasta terminar el bachillerato. Y mientras, en ese acabar el bachillerato, llegó el novio. Un buen chico, buen estudiante, religioso. El novio ideal, me decía la madre.

Pero… Teresa tenía algo en su corazón, y creía que, si seguía con el novio y renunciaba a ese año de voluntariado, de alguna manera cerraba las manos a Dios. Por tanto, decidieron dejar la relación, vivir el año comprometido con las religiosas, y estar atentos a la voz de Dios.

¿Y mientras, los padres de Teresita, qué? Pues mientras, los padres de Teresita, se comprometieron cada vez más con la adoración perpetua sabiendo que todo era cosa de Dios, y que era Dios el que debía marcar el camino a su hija. Rezar, adorar, confiar, pedir. Unos padres que no viven cerca de la capilla, y comprometidos con horas en la madrugada. Rezar y ponerse en las manos de Dios. Ellos sabían que su hija solo saldría adelante, solo volvería con Dios a base de rezar, rezar y confiar. “Es tuya Señor, tú sabrás”.

El caso es que Teresita, la rebelde, una bomba de relojería en palabras textuales de su madre, se ha sentido llamada y atrapada por Aquél de quién huía. Este próximo lunes, festividad de la Virgen del Carmen, a las 17 h., Teresa comienza su noviciado como religiosa del “Hogar de la Madre”. Textualmente así me escribe su madre esta mañana: “La vocación de nuestra hija se la debemos a usted. Si no hubiera sido por la capilla de adoración perpetua, no hubiéramos podido clamar al cielo por la conversión de nuestra hija”.

Son de esas cosas que te tocan, porque yo me sé la historia día a día, conozco lágrimas y esperanzas, sufrimientos y gozo en esa familia. He visto muchas veces a sus padres rezar, a las tantas, en la capilla de adoración perpetua. Hemos hablado mucho. Hemos rezado mucho. Y hoy su gozo es el mío.

¡Qué grande es Dios! Acordaos de rezar una oración por ellos.

EN LA FIESTA DE SAN JOSÉ, PRIMER ADORADOR JUNTO A LA SANTÍSIMA VIRGEN, MÉRIDA COMIENZA LA ADORACIÓN PERPETUA DE LA EUCARISTÍA

EN LA FIESTA DE SAN JOSÉ, PRIMER ADORADOR JUNTO A LA SANTÍSIMA VIRGEN, MÉRIDA COMIENZA LA ADORACIÓN PERPETUA DE LA EUCARISTÍA

SE TRATA DE LA CUARTA CAPILLA DE ADORACIÓN PERPETUA EN EXTREMADURA.

Después de la Misa y procesión presididas por el Arzobispo Mons. Celso Morga, pasadas las 21 horas, quedaba expuesto el Santísimo en la iglesia del Carmen

Mons. Celso Morga presidió la Santa Misa en la Concatedral de Santa María a las 19.30 h. Numerosos sacerdotes concelebrantes de Mérida y Badajoz acompañaron al arzobispo en esa ocasión.

Al finalizar la Misa fue llevado el Santísimo en procesión hasta la iglesia de El Carmen. Centenares de fieles esperaban la llegada del Señor y luego entronizado se iniciaron los turnos de adoración. Los 370 adoradores inscritos son quienes hacen posible que se cubran todas las horas del día y de la noche y todos los días del año y así sea adorado Jesús Sacramentado sin interrupción. Con Mérida son tres las capillas de adoración perpetua en la archidiócesis, ya que se suma a las precedentes de Almendralejo y Badajoz, y cuatro en Extremadura. En efecto Cáceres fue la primera en la región. Actualmente son cincuenta y dos las existentes en España de iguales características.

Uno de los coordinadores comentaba a InfoCatólica: “En medio de la ciudad esta capilla de Adoración a Cristo Eucaristía será como un remanso de paz”, mientras se admiraba por la “buena acogida que ha tenido por parte de los seglares de la ciudad y de los sacerdotes”.

A continuación extractos principales de la homilía del Arzobispo de Mérida Don Celso Morga:

“Hoy, con gran gozo, estamos celebrando la Solemnidad de San José… Toda la Iglesia lo venera con especial honor como a su patrono, a quien el Señor constituyó padre sobre su familia.

Precisamente hoy, el día de su fiesta, comenzamos, en Mérida, gracias a Dios, la adoración perpetua, adoración 24 horas al día, los 365 días del año”. Siguieron palabras de agradecimiento a quienes hicieron posible que Mérida tenga ahora al Señor en adoración incesante y se una así a las otras dos capillas de adoración perpetua de Almendralejo y Badajoz.

Recordó luego a José, hijo de Jacob cuando ante la hambruna en Egipto iban al faraón y éste les decía «id a José y haced lo que él os diga» (Gen 41, 55). “Y ahora que también el hambre de Dios, de vida espiritual y de verdad asola nuestra tierra, la Iglesia nos recomienda: “Id a José”. San Josemaría Escrivá aplicaba especialmente al pan de la Eucaristía esta exhortación profética del faraón: “Id a José”. Él nos dará el pan de la Eucaristía”.

“La Eucaristía es el sacramento por excelencia, es el sacramento que no nos deja solos por el camino, sino que nos acompaña durante todo el día y toda la noche, durante toda nuestra vida. Sabemos por la fe que la presencia real de Cristo en la Eucaristía no se limita solo al tiempo de la celebración de la santa Misa sino que permanece bajo las especies de pan mientras éstas permanecen”.

«Adorar, arrodillarse – ha escrito Benedicto XVI – ante la Eucaristía es una profesión de libertad: quien se inclina ante Jesús no puede ni debe postrarse ante ningún otro poder, por más fuere que sea. Los cristianos nos arrodillamos ante el Santísimo Sacramento, ante Dios, que primero se ha inclinado ante el hombre, como buen samaritano, para socorrerlo, devolverle la vida, y se ha arrodillado ante nosotros para lavar nuestros pies sucios. Adorar el Cuerpo de Cristo quiere decir quiere decir creer que allí, en esa apariencia de pan, se encuentra realmente Cristo, el cual da verdaderamente sentido a la vida, al inmenso universo y a la criatura más pequeña, a toda la historia humana y a la existencia más breve.

La adoración es oración que prologa la celebración; y la comunión eucarística. En ella el alma sigue alimentándose; se alimenta de amor, de verdad, de paz; se alimenta de esperanza pues Aquel ante el cual nos postramos no nos juzga, no nos aplasta sino que nos libera y nos trasforma» (Benedicto XVI, Homilía en el Corpus Christi, 2008).

“Hay un texto poético de San Juan de la Cruz que nos habla de esta esperanza: «cuando me pienso aliviar/de verte en el Sacramento/háceme más sentimiento el no poderte gozar/ por no verte como quiero/y muero porque no muero».

“Establecer la adoración perpetua en Mérida me llena de gozo y esperanza porque reportará a toda la Archidiócesis y a toda la Iglesia muchas gracias, más de las que podemos imaginar. ¡Gracias de nuevo de corazón a quienes hacéis posible con vuestra generosidad y empeño esta maravilla espiritual! “

“Que nuestra Madre, que, junto con san José, presentó con gesto materno al Salvador a los pastores de Belén, a los magos que llegaron de Oriente, a los esposos de Caná y a los discípulos, Ella misma nos lleve a participar con fe y con gozo de la Eucaristía, nutrirnos de Ella, nos lleve a adorar a Cristo en la Eucaristía y a expresar en nuestras vidas el misterio que celebramos en la fe”.

UNA ESPAÑOLA IMPULSA LA ADORACIÓN PERPETUA EN INGLATERRA

UNA ESPAÑOLA IMPULSA LA ADORACIÓN PERPETUA EN INGLATERRA

Marta de Diego es una entrañable amiga española, esposa y madre, que vive desde hace algunos años en Inglaterra y allí se ha convertido en una gran promotora de la adoración eucarística y en especial de la adoración perpetua al Santísimo Sacramento. Ahora nos escribe contando lo siguiente:

“El pasado 10 de marzo en la ciudad de Bath, Inglaterra, Nuestro Señor Jesucristo fue adorado en medio de la calle principal, donde están todos los comercios.

Desde hace tiempo, al adorar en la capilla sentía muy fuerte que Jesús quería salir a la calle para que las personas se puedan acercar a Él.

Queríamos organizar “Night fever” o “Luz en la noche” donde se invita a la gente a pasar a la iglesia mientras hay gente adorando, cantando…

Nuestra parroquia St John the Evangelist está apartada por lo que no se puede hacer. Pero Jesús no tiene límites así que, muy fácil, pusimos una tienda en medio de la ciudad con Jesús dentro. Algunos adoraban, otros cantaban y otros invitábamos a las personas a entrar.

Los que mejor respondieron, como no, fueron los pobres. Al igual que en el Evangelio, los más cercanos a Jesús”.

Gracias Marta por esta bellísima noticia que participas con nosotros y gracias, sobre todo, por lo que haces por el Reino Eucarístico. Dios te colme de bendiciones a ti y a tu querida familia.

P. Justo, MSE